Artículos recientes

jueves, 10 de mayo de 2018

7 consejos para usar el grupo de Whatsapp de padres del cole

Hemos pasado de los corrillos a las puertas del colegio a los grupos de Whatsapp. Os damos unos consejos para huir de los problemas que pueden suponer.

Whatsapp es una herramienta fantástica que nos permite estar en contacto con las madres y los padres de los niños de la clase de nuestros hijos, algo que es una ventaja y de mucha utilidad para intercambiar información sobre reuniones, cumpleaños, trabajos en grupo, noticias del cole, etc... pero de este uso hemos pasado a otros que están generando problemas. Además en ocasiones le dedicamos más horas a chatear que casi a nuestros hijos. Hemos pasado de los corrillos a las puertas del cole a los grupos de Whatsapp.

Nos quejamos del mal uso que hacen nuestros hijos del whatsapp: que si cotillean, si juzgan e inventan cosas, si critican… pero, ¿cómo lo utilizamos nosotros? Reflexiona con estos 7 puntos sobre cómo lo hacemos. ¡Siempre estás a tiempo de cambiar!

7 consejos para su buen uso

1. Finalidad: Intenta solo utilizar el grupo de Whatsapp de la clase para intercambiar información útil sobre tu hijo y el grupo-clase. Si no tienes nada positivo, útil e interesante que aportar mejor no escribas nada.

2. Cometido: No te conviertas en la agenda de tu hijo: deja que aprenda a asumir sus propias responsabilidades. El cometido de este grupo es intercambiar información no organizar el tiempo libre de tu hijo.

3. Rehuye ciertos comentarios. Este grupo no es para criticar al profesorado, ni el lugar para cuestionar su labor.  Muérdete la lengua y no escribas frases como “pone excesivos deberes”, “no me gusta cómo trabaja con los niños”, “les pone pocas tareas para vacaciones con el tiempo que tienen”, etc… Es mejor decírselo al propio profesor. Y os recomendamos que ante el mal uso de alguno de los miembros del grupo no dejes pasar la ocasión y muestra tu desagrado ante la actitud.

4. No difundas rumores. Evita comentar los rumores que se compartan en el grupo e intenta erradicarlos. No difundas rumores sobre el profesor creando confusión y malos entendidos. Abandona frases como “a mí me han dicho…”, “me han contado que…”, “he oído que…”.

5. Si tus intentos de eliminar estas actitudes del grupo son fallidos, siempre tienes la opción de abandonar el grupo y dejar de formar parte del mismo. Aunque algunos no lo entenderán a veces es la mejor opción.

6. No compartas en el grupo contenidos que atenten contra la privacidad de nadie ni sea ofensivo hacia otros (padres, profesores, etc.)

7. Problemas con el profesorado. Si tienes algún problema que resolver con el profesor, no lo hagas a través del grupo. Olvídate de frases del tipo “a mi hijo no le hace caso”, “a mi hijo no le atiende”... ve directamente al centro a hablar con él cara a cara. De esta forma le darás la opción de poder ofrecerte sus argumentos sobre lo sucedido.


Estos grupos son una oportunidad, no la desaprovechemos, para promover un acercamiento entre la familia y el colegio. La finalidad no es otra que establecer una sólida alianza educativa por el bien de nuestros hijos y alumnos.

Fuente: Ser Padres

viernes, 4 de mayo de 2018

La solución contra el bullying no es proteger a los acosadores

Otra noticia de una niña que, siendo víctima de acoso, tiene que abandonar el centro donde cursa sus estudios. No es algo nuevo, ni raro, es lo habitual. Cada vez que sucede una situación como esta, el resultado es el mismo: comprensión e intervención para con los acosadores, hacer como que no ha pasado nada y mirar para otro lado para con la víctima. Lo leo cada dos por tres y lo he vivido en primera persona. Un chaval dice que sufre acoso, el centro lo detecta, se habla con las familias, se llega a acuerdos, se sigue hablando, el acosador dice que se va a portar muy bien, se le dan dos palmaditas en los hombros y ahí acaba el asunto. Pero no acaba. El acosador no le deja tranquilo. Teje una red de secuaces alrededor, malmete a los demás con mentiras y comentarios que dejan en mal lugar al acosado, cuenta, inventa, lo deja en ridículo delante de compañeros y amigos, se erige en líder, suelta gracias cuando se equivoca, lo convierte en el foco de las burlas… El acosado vive un infierno cada día, su tensión aumenta, nota que es el centro de las risas que no van con él, sino que le tienen por objeto, se va quedando solo y explota. O hace una tontería, o los padres se dan cuenta de lo que le está pasando y le cambian de centro.

Los malos ganan en la sociedad en la que vivimos. En un colegio en Alicante, concertado y religioso, unos chavales acosaron a una chica. La solución fue apartarla a ella hasta esclarecer lo sucedido. La dejaron en un aula recibiendo clase sola, apartada y marcada como una apestada. Ellos campaban a sus anchas por el aula e instalaciones. La solución final: un acuerdo con la promesa por parte de ellos de no hacerlo más, somos niños buenos y nos vamos a portar bien. Ni castigos, ni reprimendas. Lo siento, nos hemos equivocado, no volverá a suceder. Ella a tragar, sin quejarse.

El mensaje es claro y los chavales lo entienden. Te puedes portar mal, puedes dañar a los demás, puedes reírte de ellos, puedes privarles de sus derechos, puedes incluso dañar a aquellos que trabajan para que puedas disfrutar tus derechos. No te va a pasar nada. Y eso no sirve de nada ni es la base para construir una sociedad justa. Igual que no sirve castigar sin educar, en ciertas ocasiones y en determinadas circunstancias, no sirve educar exhimiendo a los culpables de las consecuencias que emanan de sus malos actos. Sí, a veces hay que castigar y siempre hay que proteger a quien ha sido vejado o lastimado, porque si no estamos construyendo un mundo para que los malos campen a sus anchas y los buenos tengan que bajar la cabeza.

Luego nos quejamos de que la chavalería no hace nada, no tiene educación, que si son unos ninis… Pues los monstruos los estamos creando nosotros, los adultos, con nuestro absurdo buenismo, porque no crecen en los árboles, son el resultado del absurdo buenismo que lo inunda todo. Y, lo peor, es que es un buenismo que beneficia a quien hace cosas malas, no a quien las hace buenas.

Se buscan valientes, dice un eslogan contra el acoso escolar. Para que hagan lo que los cobardes no se atreven, para que se inmolen por nosotros y se queden solos, pues nadie va a estar a su lado cuando vayan a por ellos.

Articulo completo

lunes, 23 de abril de 2018

El patio de E. Infantil se llena de juego y de colores!!!

El pasado fin de semana un grupo de madres y padres de la Junta del AMPA del Colegio pintaron en el suelo de uno de los patios del colegio, diversos juegos tradicionales con el fin de aportar a los alumn@s del centro más diversión y color.

Se han pintado 4 juegos, para desarrollar diferentes habilidades. ¿Os gusta? ¿Pintamos alguna zona de Primaría? ¿Quien se anima?



Finalistas en el Certamen de Teatro Escolar de la Comunidad de Madrid 2018

Estamos muy contentos y orgullosos de anunciar que los alumnos del Colegio Santo Domingo de Silos de 2 de ESO son finalistas en el Certamen de Teatro Escolar de la Comunidad de Madrid con la obra “La pequeña Tienda de los Horrores”!!!




jueves, 19 de abril de 2018

Mi hijo nunca quiere irse a dormir

Álvaro Bilbao
Doctor en Psicología de la Salud y neuropsicólogo formado en el Hospital Johns Hopkins (Baltimore) y el Royal Hospital for Neurodisability (Londres). Álvaro Bilbao es también colaborador de la Organización Mundial de la Salud y profesor invitado en distintas universidades. Un reconocido experto clínico y divulgador que imparte conferencias en todo el mundo sobre temas que explican la relación entre el cerebro y la educación. Es autor del bestseller internacional “El cerebro del niño explicado a los padres” en el que a través de ejemplos sencillos y útiles consejos explica a padres y profesores el funcionamiento del cerebro de los niños para ayudarles a desarrollarse y aprender mejor.


Fuente: El Pais

Árbol del Té para los Piojos

El árbol del té no elimina los piojos ni las liendres, pero es un remedio muy eficaz para evitar el contagio. Te explicamos para qué sirve y cómo utilizarlo.

El aceite esencial de árbol del té, por mucho que aparezca en infinitas publicaciones como remedio para eliminar piojos, NO ELIMINA LOS PIOJOS NI LAS LIENDRES.
El árbol del té es una excelente opción en el tratamiento anti-piojos natural, pero no sirve para eliminarlos (ni los piojos ni las liendres). El Árbol del té sirve para repeler los piojos y para impedir su contagio pero no los elimina cuando ya se han instalado en la cabeza.

El árbol del té es un remedio super-eficaz para poner en la cabeza cuando nos enteramos de que hay plaga de piojos en el colé o en casa, para impedir que salten a nuestras cabezas, pues los piojos detestan el árbol del té.

Bien, pues teniendo en cuenta que el aceite esencial no elimina los piojos, sí podemos utilizarlo muy eficazmente para:

* Prevenir cuando nos enteremos de que existe plaga de piojos en el colé o en casa o estamos en contacto con alguien que los tenga.
* Evitar que salten los piojos a nuestras cabezas.
* Evitar el contagio de piojos cuando estamos estamos en contacto con materiales, ropa, o gente susceptible de tener piojos.
* Los días siguientes a haber realizado un tratamiento para eliminar piojos y liendres (por si queda alguno en el pelo, en la ropa, en la casa, etc).

En este sentido y con esta finalidad, el aceite esencial de árbol del té resulta extremadamente eficaz para evitar el contagio.

Cómo utilizar el aceite esencial de árbol del té para los piojos
Estos son algunos consejos para usar el aceite esencial de árbol del té evitando el contagio de piojos:

   BIO: Utilizar siempre aceite esencial de árbol del té BIO, es decir, ecológico, sin pesticidas y elaborado de forma artesanal, pues es la única forma de asegurarnos que ese aceite esencial contiene todos los principios activos necesarios para verdaderamente repeler a los piojos.
   RAÍCES: El aceite esencial de árbol del té es uno de los pocos aceites esenciales que se pueden aplicar directamente en la piel sin diluir en una sustancia conductora como los aceites vegetales.  Por lo tanto, la mejor forma de evitar el contagio de piojos es aplicar unas gotas, con los dedos, directamente sobre la cabeza. Lo mejor es ponerlo en toda la raíz del pelo alrededor de la cabeza, es decir, detrás de las orejas, nuca, sienes y frente, justo donde empieza a nacer el pelo.
   LAVANDA: Como el aceite esencial de árbol del té huele bastante mal, te recomendamos que uses, a la vez, aceite esencial de lavanda. Huele muy bien y es otro de los aceites esenciales que se pueden aplicar en la piel y otro de los aceites esenciales anti-piojos. De esta forma evitarás que tus hijos e hijas vayan al colé con ese olor desagradable.
   MEZCLAR: Para usar los dos, mezcla en la palma de la mano unas gotas de árbol del té y unas gotas de lavanda, y con los dedos vas untando las zonas de la cabeza que te hemos mencionado.
   ALERGIAS: Cómo siempre y ante cualquier producto natural, hemos de asegurarnos de no tener alergias. Si, por cualquier motivo, sientes que te escuece o que te irrita la piel, aclara rápidamente con agua.

¡Suerte y a por ellos!

viernes, 23 de marzo de 2018

La Fiesta de la Primavera...Un Éxito

La Fiesta de la Primavera...Un Éxito, gracias a todos vosotros!!!

Después de la gran acogida que tuvo ayer la “Fiesta de la Primavera e Inauguración del Huerto Escolar”,solo podemos daros las GRACIAS a todos por vuestra compañía, vuestras aportaciones al huerto y vuestras palabras de agradecimiento. Una especial mención a todos los SOCIOS que una vez más seguís confiando en nuestra dedicación y trabajo altruista por nuestro AMPA y, que sin vosotros no podríamos levantar proyectos tan bonitos como el que ayer tuvo lugar. 
Nos alegra mucho que lo pasarais bien en la fiesta, el huerto a quedado precioso!